Ir al contenido principal

Entradas

España: un enigma histórico

Traemos al blog un testimonio de primer orden que por su duración (79 minutos) y unidad de contenido no queremos ni debemos extractar. De modo que sugerimos escucharlo íntegro desde el portal web de búsqueda del Fondo Documental Marino Gómez-Santos: https://fdmgs.urjc.es/awa/urjc.php

Una vez en la web de búsqueda, basta escribir en la opción Búsqueda simpleClaudio Sánchez Albornoz exiliados o en la Búsqueda avanzada, escogiendo el campo Título, escribir Claudio Sánchez-Albornoz, enlazar con el operador Y, y en la opción Todos los campos escribir exiliados.

El documento en cuestión es una entrevista realizada por Marino Gómez-Santos a un ya anciano Claudio Sánchez-Albornoz (1893-1984), en la que el maestro de historiadores nos relata los primeros siete años de su exilio, esto es, desde su llegada como embajador de la República Española al Portugal de Salazar, en mayo de 1936, hasta que en 1942, instalado definitivamente en la Argentina (su segunda España, como acostumbraba a decir), es n…
Entradas recientes

Teoría de la siesta

Hay muchas razones para dormir la siesta. Muy pocas tienen que ver con la pereza, como dibuja la caricatura calvinista, muy malintencionada, de los países del sur de Europa, porque quizás la duerman también los calvinistas y si no lo hacen es porque no padecen los rigores de nuestra canícula, no tienen descentrado el horario con respecto al meridiano geográfico en el que viven, se levantan a la misma hora que nosotros y se recogen en sus casas por la tarde para echar una cabezada si se les antoja, en el secreto de su privacidad y a la hora en la que, dentro del mismo día, comienza otra jornada laboral en el sur de Europa.

Esta relación tramposa entre la siesta y la holgazanería se desmonta sin esfuerzo. ¿Duerme la siesta el que de puro gandul se levanta a las tantas? No, porque ya está ahíto de sueño. ¿Y el que madruga al alba y con aplicación se pone a la faena? Quizás y muy merecidamente. Hay vagos que duermen muy poco y gente laboriosísima que se echa unas siestas soberbias. ¿Quién …

Severo Ochoa: el Nobel que filmaba y fotografiaba sus viajes

Severo Ochoa tuvo varias pasiones. Las dos principales fueron, como es bien conocido, la ciencia y su esposa, Carmen García Covián, devociones que estuvieron indisolublemente unidas. 




Además, a Severo Ochoa le entusiasmaban los viajes, la música clásica (singularmente la ópera, Beethoven, los oratorios de Bach…), la fotografía y era un gran aficionado a los automóviles.





Severo Ochoa recorrió el mundo. Sus años de formación le llevaron a París, Boston, Glasgow, Berlín, Heidelberg, Londres, Leningrado, Plymouth y Oxford, destinos en los que se combinaron razones científicas y otros motivos derivados de las calamidades y sufrideros de la Guerra Civil española, el ascenso del nazismo y la Segunda Guerra Mundial.
En plena Guerra Mundial, en 1940, Ochoa se marchó con su mujer a EEUU, a la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, en la ciudad de San Luis, donde trabajó con los Cori, Carl y Gerty, para trasladarse dos años después al Departamento de Bioquímica de la Escuela de Medici…

El maestro y el discípulo: relaciones intelectuales y médicas entre Galdós y Marañón

No es este un blog literario. Pero no podemos obviar la cuestión literaria cuando hablamos de Galdós (1843-1920), porque pesa sobre él el sambenito de que no fue un buen escritor, igual reproche que sobre Baroja (1872-1956), aunque sus críticos no le discutan que fue un novelista universal, como si resultara posible escribir novelas imperecederas sin saber escribir, lo cual es un absurdo.
Ahora que se celebra el centenario de su muerte, vuelve la polémica nunca extinguida sobre si Galdós escribía ramplonamente, no por razones de urgencia sino por impericia. Bien mirada, nunca fue ésta una discusión acerca de estilos o de perfecciones sino, más bien, sobre envidias, cainismos, teóricas superaciones vanguardistas y otros derroteros extraños. Prueba de ello es que los detractores de Galdós, en ocasiones, lo comparan con Joyce (1882-1941) para concluir que el segundo era un literato puro y el primero un “garbancero” de las palabras que, apremiado por las deudas, escribió más que el Tostado…

La medicina frente a las pandemias: la Covid-19

Por vez primera en la historia de España se ha decretado una cuarentena nacional provocada por una pandemia global, que también obliga a muchos otros países a ordenar confinamientos masivos de la población de una magnitud sin precedentes. Cuando se escriben estas líneas el confinamiento forzoso afecta ya a más de un tercio de la población mundial.
La lucha de la medicina contra las enfermedades infecciosas es un capítulo inacabado y heroico de su historia, al que hoy se añaden nuevas páginas que se escriben con dolor y con valentía, sabiendo que los sacrificios y sufrimientos del presente serán los alivios y remedios del mañana. 
Desde sus orígenes la medicina libra batallas contra los agentes que producen infecciones en el ser humano, que sólo comienzan a ganarse cuando se conocen la estructura, el funcionamiento y las formas de transmisión del patógeno. 
En esta epopeya el descubrimiento de las vacunas supuso un hecho de una trascendencia absolutamente extraordinaria, por más que ciert…